miércoles, 31 de agosto de 2011

Continuamos... 2º Día en París

Y pasó la noche y llegó la mañana de un lluvioso martes 19 de Julio. 

Tal y como me levante, me duché y me coloqué el conjunto que tenía pensado para ese día.
Pero cual fue mi sorpresa que al descubrir las cortinas de la habitación observo que estaba diluviando. Pensé que era unas gotitas pasajeras mañaneras y no me cambié.

Salimos del hotel y cogimos la Rue Saint-Honoré hacia delante.
Mi predicción meteorológica fue desacertada, y aquellas gotitas graciosas ya empezaban a ser molestas, así que nos desplazamos a la Rue Rivoli a comprar paraguas.

Con paraguas en mano nos encaminamos a la Iglesia de la Madeleine. Todavía no habíamos desayunado, así que estando ya viendo la monumental Iglesia , Papá se paró un momento en la puerta de un lugar llamado "LADURÉE" mientras pronunciaba las palabras de " sí , es aquí, este es el sitio donde os quería traer".
Nos quedamos mirando el escaparate ensimismadas, Papá dijo " a que esperais a entrar", pero yo no atendía a razones. Parecia que estábamos entrando en un museo, no me sentía merecedora de aquello ya que lo consideraba como suerte de pocos.
Así que entramos en ese lugar desconocido entonces para nosotros situado en el número 16 de la Rue Royale.


Por un momento pensé que el entrar allí era una locura, que requería etiqueta y nosotros veníamos empapados con los paraguas mojados y causaría una molestia.

La primera vista se me fue a una Señora que iba vestida impecable y portaba un libro en sus manos al mismo tiempo que sujetaba el café con el dedo arqueado y le daba sutiles soplidos. En otra mesa había un grupo de ejecutivos trajeados con sus maletines de cuero negros y sus mocasines resplandecientes, seguro que estaban hablando de finanzas o de las inversiones que tendrían en La Bolsa.

Después nos atendieron muy amablemente y nos facilitaron la carta. Nos pedimos chocolate, croissant y panecillos con mantequilla, ya que en Francia las tostadas con aceite de oliva son impensables.


El servicio fue magnífico, desde la indumentaria de las señoritas que servían hasta la presentación.

El chocolate se servía en jarritas individuales de plata que te lo ibas sirviendo tu misma al tiempo que se te iba acabando, la cubertería era de plata, la vajilla era de porcelana y los croissant parecían recién horneados  y tan brillantes que parecía envolvernos una capa de esmalte.




Mientras desayunábamos no dejaban de salir señoritas con bandejas de plata cargadas de jarritas de chocolate, cafés, panecillos y dulces.



(No me digáis que no parecen sacados de un cuento de hadas)

Detrás justo había una vitrina con un cristal y dentro de esta varias pirámides de Macarons.
Nunca había visto macarons en persona, sólo por fotos en vuestros blogs , y me entró una curiosidad enorme de saber como sabían.



Así que nada mas acabar de desayunar, nos acercamos al local que está justo al lado que es donde venden al público los macarons, las tartas, perfumes y recuerdos. En el nº 18 de la Rue Royale.








Compramos una cajita de 8 macarons elegidos por la dependienta. Nos lo llevamos y los probamos por el camino. Yo pensaba que era unas galletitas duras rellenas de nata y para nada, aunque engañe la apariencia, son galletas blanditas, tampoco son una cosa del otro mundo, pero no están mal.
* Mi recomendación: macarons de pistacho *

Después seguimos caminando y a escasos metros estaba la Madeleine, no pude hacer fotos porque no me cabía la inmensidad del templo en el objetivo de la cámara.
Es un templo enorme, el exterior sobre todo es lo mas bonito, está lleno de flores de todos los colores y olores, por dentro también es bonito, pero muy simple, mucho mas sobrio que nuestras iglesias, y a diferencia tienen sillas, no bancos.

Nada mas salir nos paramos en un Decatlon cercano para comprarme un chubasquero, ya que el paraguas  había pasado a una mejor vida... (se nota que era de buena calidad), y después nos encaminamos a la parada de metro mas cercana para dirigirnos a la Torre Eiffel.

La gran explanada de los campos de Marte que normalmente suele ser un hervidero de familias con su picnic, enamorados paseando y niños jugando, estaba convertida en un gran charco. Y no me atreví a sacar la cámara por temor a que se mojara, pero os podéis hacer una idea mental de la Torre Eiffel, tampoco es muy difícil.
Nos pusimos en la cola para subir, en la que permanecimos casi 2 horas, eso con "suerte" de que ese día llovía, ya que lo normal es esperar 4 o 5 horas.
Se puede sacar un ticket para subir a la 1ª planta u otro (a un precio mayor claro está) en el que para en la 1ª planta y coges otro ascensor que te lleva arriba del todo.
Nosotros compramos tickets para subir a lo mas alto, y que si era alto. Ya la 1ª planta parecía alta , pero cuando cogimos el siguiente ascensor , aquello no paraba de subir y parecía que una vez llegamos a la cima saldríamos disparados como la lava de un volcán.
Arriba hacía un vendaval y un frío grandísimo, de hecho no recuerdo haber pasado mas frío en los días de mi vida, pero se veía todo París, desde la cubierta verde de la Madeleine hasta la cima del monumental Sacre Coeur.

Después de haber visto la Torre Eiffel nos pusimos en marcha hacia Notre Dame, que se encuentra en lo que llaman los franceses la "Isla de la Cité", ya que es una isla que se encuentra en medio del río Sena, en el corazón de la ciudad de París. (Podéis pinchar aquí para ver una imagen panorámica)

 Allí nació originariamente París y luego se fue extendiendo hasta dar lugar a lo que es hoy.


Para entrar en la catedral de Notre Dame también esperamos una cola, mientras íbamos avanzando mirábamos hacia arriba a las gárgolas e identificamos las que salen en la película de "El jorobado de Notre Dame".
Una vez dentro el silencio era una condición, mereció mucho esperar la cola porque en el interior se respiraba un cuidado y absoluto recojimiento que invitaba a la oración.
Las vidrieras eran espectaculares, y en cada rincón había depositadas velas para encenderlas y realizar un ofrecimiento o promesa.






Una vez salimos cruzamos el puente y nos fuimos al barrio Latino, que está cerca de la Universidad de la Sorbona.


Allí hicimos un alto en la "Boulangerie de Papa" y nos compramos unas baguettes. Allí es muy típico aparte de las baguettes, los sandwiches de pan de molde con una capa de queso gratinado, le llaman "croque-monsieur" y están buenísimos.






De camino al hotel hice estas dos fotos. Las sillas de rafia que veis en la foto de abajo son las típicas, las tienen en casi todas las cafeterías y brasseries de París.




El día concluyó con esta imagen de la Place Vendome, en donde se hospedaba la Princesa Diana de Gales en sus visitas a París. Está repleta de tiendas de grandes marcas.



22 comentarios:

  1. Qué buena crónica. A mí de Francia en general me encanta la bollería y en particular los croissants. Son tan buenos...


    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  2. Nunca he estado pero me da una envidia al ver las fotos...ha tenido que ser genial!

    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Tia, estoy super enganchada a tu diario del viaje a parís! que buen resumen y que pedazo de fotos ;)
    DESAYUNASTE EN LADUREE? =o eso no lo puede contar todo el mundo, que lo sepas ;)
    Yo me gaste un dineral en macarrons en mis trece días allí... por cada tienda que pasaba, cajita de macarrons que caia xD
    POOOOOR CIERTO,viendo en tu post anterior la foto de la brasseria del cerdito que dices que estaba al lado de tu hotel me he percatado que hemos estado muy cerquita. ESE SItio estaba a unnos escasos metros de mi buhardilla =O
    tiaa,hemos sido casi vecinas en parís sin darnos cuenta :(

    Bueno,espero ansiosa el resto de fotos :) y a ver si nos vemos de una vez para hablar del viaje mas detenidamente !!
    Un besazo cielo

    ResponderEliminar
  4. tus fotos que hacen querer volver a paris!yo fui en fin de año y la verdad, q si al encanto innato de la cuidad le unes la magia de la navidad,las luces, la gente, los olores...paris es perfecto!!este año vuelvo a londres,me acompañas?;)

    ResponderEliminar
  5. qué fotos más bonitas!! quiero ir a París!! :) Te sigooooo :)
    http://cherrys-room.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Que envidia de fotos! Que ganas tengo de ir!! Bueno tu viaje me servirá para planificar el mio

    besis!!

    ResponderEliminar
  7. Espectaculares fotos!!!.Gracias por compartirlas .!!!
    besitos.

    ResponderEliminar
  8. Que fotos más bonitas por dios!!!
    besos guapa

    ResponderEliminar
  9. que bonito Paris!! me encanta!
    gracias por tu comen wapa
    son unas fotos muy bonitas!!
    un besazoo

    http://noemelia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Amamos lo MACAROONS siempre y cuando sean de Ladurée! siempre salen bien en las fotos y que ricos están!!!!
    PD: gracias x tu cometnario! un blog precioso!
    xoxo

    ResponderEliminar
  11. Qué ganitas de ir a París y comerme todas esas cosillas...Muy chulas las fotos!!
    nitecasesniteembarques.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Qué maravila de fotos!! Me muero por ir a París.
    un besito,
    Mlu

    ResponderEliminar
  13. Di que si, disfrutando en verano como tiene que ser! Parissssssssss, mi ciudad favorita <3

    ResponderEliminar
  14. Ummm pero que pinta, ahora mismo me tomaba yo mi café con un macaron

    Bss

    ResponderEliminar
  15. Jo que buena pinta tienen esos pasteles, con el hambre que tengo ahora, se me esta haciendo la boca agua jajaja

    ResponderEliminar
  16. qué pasada de entrada!!! me ha encnatado leer tu relato, tu jornada en París, pero sobre todo es que parecía diseñada a medida, como una película. no se me podía haber ocurrido nada más parisino que esto! me han chiflado toooodas las fotos. tengo pensado hacer un viajecillo a parís en los próximos meses, y te aseguro que voy a coger tu blog como guía! un besazo linda

    ResponderEliminar
  17. Anónimo1/9/11 16:52

    Hola wpa te he encontrado x casualidad y ya estoy enganchada ,que fotos más bonitas xd,te seguiré sin duda.
    besos -Maika-

    ResponderEliminar
  18. Hi!!I like your blog so much, and really great pictures!You take a pics of so many delicious cake, and I want to try them!!! By the way, Paris is wonderful, I love also the photos of Notre-Dame!
    Come and visit my blog, and if you like it, follow me, I'll be waiting for you!

    http://cosamimetto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. Que fotos más chulas, sobretodo las de la Ladurée... :O Madre mía!! Yo no sabría que comerme!! Con lo que mes gustan los dulces...
    Añado París a mi lista de futuros lugares que visitar! ;)

    Un saludo desde Un saludo desde yayels-yayels-yayels.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. dios mio que buen pinta todo!! tia recuerdame porfi q me reviste este post antes de irme a paris el mes q viene :)
    besoo

    ResponderEliminar
  21. tu blog es un pecado al paladar! me encantan los macarons aunque intentase hacerlos un dia y me salieron algo mal! te sigo desde ya! estoy empezando con mi blog! pasate si quieres! besoos!


    http://www.mi2isdemoda.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  22. Oh my !! que maravilla.... que fotos más lindas has captado Isabel,me he torturado viendo todas esas delicias que tenías frente a tus ojos !!
    besos !

    ResponderEliminar

♥ Gracias por Comentar ♥